Ángel Montoya

Lo más leído de la semana

Lo más leído del mes

Lo más leído

Últimas noticias

19 jun. 2013

El Pachatata y la Pachamama nos sonríen

El hotel El Búho fue proverbial en este viaje. No sólo resultó una excelente opción de alojamiento sino que además nos puso en contacto con el guía Eliseo, quien fue todo un hallazgo en sí mismo. Eliseo es un indígena de la isla de Taquile, el primero de la isla con estudios universitarios. Eliseo tiene vastos conocimientos históricos y durante algunos años ejerció de Chamán. Hoy dice que no se encuentra lo suficientemente centrado en el mundo místico como para seguir siendo un guía espiritual así que se dedica al turismo y a preparar a otros isleños como él para que sigan la senda del progreso y la globalización. Su sueño es montar su propia empresa.


Nuestro compi Eliseo

Eliseo nos llevó al Sitio Arqueológico de Sillustani, a 25 km de Puno. Es una joya funeraria enclavada en una península y lugar de enterramiento de las élites indígenas durante miles de años. En Sillustani se encuentran pucaras (tumbas) de las 4 principales culturas que dominaron el altiplano y el lago Titicaca desde el 1200 a.C. No hay que ser ni chamán ni indígena para sobrecogerte por este lugar, rodeado de historia y agua. Si además vas a última hora de la tarde y no hay absolutamente nadie visitándolo, las sensaciones y la paz están garantizadas.

Los 3 mosqueteros en el lago que rodea Sillustani

Los oligarcas incas, aymaras y tiwanakos gustaban de enterrarse en lugares de poder como este. En la visita se puede observar como cada cultura evolucionó técnicamente y fue creando enterramientos más elaborados que la anterior. Lo mejor es que las tumbas están a escasos metros las unas de las otras y con unas pequeñas instrucciones dadas por algún entendido, como nuestro cicerone taquil, se disfruta infinitamente conociendo los secretos y detalles que yendo sólo se nos pasarían por alto seguro.

Esta es la tetralogía de culturas que se pueden visitar:
  1. La primera que escogió este poderoso lugar fue la Pucana, allá por el 1200 a.C. Enterraban sus momias en una pequeña fosa protegida con piedras y en posición fetal.
    Eliseo en plan profe y con un palito nos hizo varios gráficos y dibujos
  2. La gran expansión ocurrió con la mítica Tiwanaku (o Tiahuanaco). Eran expertos mineros y metalúrgicos que dominaron la fabricación del bronce (estaño aleado con cobre) y de paso a sus paisanos durante muuuuuchos siglos. Sus tumbas empezaron a ser aéreas, con la momia enterrada y una pequeña estructura redonda de un metro aproximadamente en la superficie. Su reinado llegó hasta el 800 d.C. cuando los pueblos Aymaras los fueron invadiendo poco a poco cual bárbaros a los romanos.
    Enterramiento Tiwanacorrrl!!
  3. Los Aymaras-Collas ocuparon estas tierras trayendo nuevas técnicas, nueva lengua y nuevos rituales. La conquista del otrora poderoso Tiwanaku fue progresiva y lenta, con lo que ambas culturas se integraron y se confundieron. Pese a eso a los mandamucho aymaras les molaba dejar legados megalíticos, enormes y empezaron a hacer enterramientos con grandes construcciones de piedra. No sólo se enterraba al señor muerto sino que lo acompañaban sirvientes, animales, comida y riquezas…es algo así como las obras faraónicas y los aeropuertos fantasma en España: nadie los ha pedido, han costado una fortuna y su principal función es satisfacer el ego de un político.

  4. Allá por el 1450 llegaron los Incas. Con inteligencia y estrategia consiguieron dividir a los Collas haciendo que luchasen entre ellos, ofreciendo alianzas a algunos líderes locales. Muy al estilo de Marco Aurelio o Adriano, consiguieron dominar la región que pasó a llamarse Collasuyo, “la provincia de los Colla”. El quechua pasó a ser la lengua oficial aunque el aymara siguió hablándose hasta hoy en día.
    Construcción Inca semi-destruida
Los Incas revolucionaron la arquitectura. Sus entierros eran de piedras inmensas, perfectamente pulidas con una enorme base maciza en forma de columna fálica tan lisa que se puede pasar la mano por ella durante muchos metros y ninguna esquirla se clavará.

Camila da fe de ello!
Decía mi abuelo que donde las dan las toman y que la venganza se sirve fría (bueno, esto lo decía más mi abuela). Nos cuenta Eliseo, que a estas alturas ya se ha convertido en un amigo, que cuando los aymaras expulsaron a los Tiwukanos, la nobleza huyó secretamente llevándose las mejores armas y los tesoros a las inhóspitas tierras de la cordillera en el Cuzco. Ya lejos de sus enemigos, no les costó imponerse a los indígenas locales y fundar un nuevo reino. Ahora viene lo bueno, los Tiwanakos de alcurnia hablaban Pokina…y adivinad qué lengua hablaba la nobleza Inca. Sí señora: Pokina. Aunque el pueblo hablaba quechua, la aristocracia mantuvo el Pokina como lengua secreta, ritual…y sólo tardaron 600 años en vengarse de los Aymaras!! Esto sí es venganza y no lo de los Lannister!!



Además de las preciosas tumbas hay otras estructuras que llaman poderosamente la atención: las Intiwatanas. Estas son círculos orientados para seguir la trayectoria del sol con un surco en todo su perímetro y una pequeña columna en el centro. Aquí se hacían los sacrificios a la Pachamama y por el siniestro surco circulaba la sangre de las víctimas. La Pachamama podía ser una auténtica madraza-tierra cuando quería pero también tenía sus días de mala leche celosa cuando se la ofendía y la manera de calmarla era mediante sacrificios…ya veis, temperamental que es. Bastante más desconocido es el Yang de la Pachamama: el Pachatata o Padre-Tierra. Nos cuenta Eliseo que Ella representa el lado material, la vida inmediata, el mundo visible mientras que Él corresponde al lado espiritual, iniciático, invisible y que está abandonado en estos días. Según nuestro guía, el indígena antiguo respetaba esa dualidad y buscaba el equilibrio entre femenino y masculino. Con la llegada el monoteísmo se impuso el patriarcado actual y con este llegó el machismo recalcitrante, el sometimiento de la mujer que se sufre tanto por estas tierras. La verdad es que me suena un poco a Arcadia Perdida aunque también me gusta pensar que hubo otra época en hombres y mujeres éramos iguales y el machismo no tenía lugar.




Sea como sea, Sillustani es una deliciosa sorpresa. Aunque ocupe la 37ª posición en la “guía de cosas para ver” de Lonely Planet (manda cojones el ranking) os recomiendo que vayáis a visitar a estos ancestros tan nobles, que libéis algo a la Pachamama y que le dediquéis unos minutos a escuchar lo que os susurra el Pachatata al asomaros al lago desde las alturas. Buen viaje!

20 feb. 2013

El Lago Titicaca y unos pumas de piedras

El sueño de Alejando era subir con Martirio hasta el sagrado Lago Titicaca, en Puno. El frío y los camiones no le amilanaron así que nos pusimos en marcha desde Arequipa. Cada uno tiene sus motivaciones y las de Alejandro le impelían a hacer esto pese a que nunca hubiese llevado una moto tan grande y no tuviese casi equipamiento. Le llovió, le granizó, adelantó caravanas asesinas de autobuses, esquivó vicuñas por doquier, se cayó casi llegando al hotel por culpa de un perro cabrón y de un google map loco, pasó mucho miedo en la ciudad peruana más fea que hayamos visitado: Juliaca, donde la principal actividad económica nos dicen que es el contrabando desde Bolivia. En fin, si lo que buscaba eran recuerdos para contar a los nietos creo que los encontró.


Niños nazqueños bailando la "danza de los negritos"...arriba el instinto paternal!
Alejandro tras la piña por fin en el hotel. Bravo, Maestro!

Nos hospedamos en El Búho, un estupendo hotel barato, cordial y con experiencia con moteros (habían dejado que un par de KTM colombianas aparcasen en su patio interior y nos suministraron hojitas de coca para todos los días).

En tuc-tuc por Puno

El lago marca la vida de la región y se puede ir caminando hasta el puerto. La aparición del Titicaca apabulla pues parece un mar en sí mismo con sus 8.000 y pico kilómetros cuadrados. Las comunidades indígenas que lo habitan reciben visitantes e incluso se puede dormir en las islas flotantes de los Uros, algo que recomiendo encarecidamente a los que vengan por aquí ya que son una de las comunidades más antiguas de América y me temo que están desapareciendo lentamente.


Las islas flotantes de los Uros
Los Uros son un pueblo excepcional. Hace siglos huyeron de la persecución del inca de turno y se establecieron en el lago. Eran buenos constructores de barcos usando unos enormes juncos autóctonos: los de la planta totora. Duchos en la navegación y el comercio, empezaron a construir pequeños islotes con los terrones que las raíces de la totora formaban. Sobre los terrones, que eran poco densos y flotaban, extendían capas de juncos que se sobreponían hasta formar un suelo seco que nadaba sobre el lago. Con la totora construían de todo: casas, cocinas, hogueras, barcos, pértigas, artesanía, cestos, sombreros, camas. Para colmo de las bendiciones los brotes son comestibles y constituían la base la dieta Ura.


Mirad la base de los juncos (totoras), ¿véis como hacen las plataformas con raices?
Hoy en día las cosas están cambiando. Pese a que el idioma sigue siendo el quechua (los adultos no hablaban muy bien español) la globalización se abre camino a golpes de fast-food y dólares turísticos. Este pueblo acostumbrado a comer totora, peces y algún que otro cereal, de repente tiene acceso a dinero del turismo, a comida procesada y a internet. Las consecuencias son obvias: los adultos son obesos, los críos están gordos y futuramente padecerán las enfermedades asociadas a la obesidad, el turismo desplaza a las actividades tradicionales con lo que el proceso de desarraigo ha comenzado. En fin, caminamos hacia la aldea global en lo bueno y en lo malo.


Con Camila disfrutando de la vista

Hay otras islas que se pueden visitar en el Lago, como la de Taquile o la muy mística Copacabana, que divide la parte boliviana de la peruana. Sea como sea, si dormís aquí y sois simpáticos con los lugareños tal vez os cuenten la leyenda de las ciudades perdidas que hay bajo los 280 metros de profundidad máxima y que hicieron que el bueno de Jaques Cousteau le dedicase tres expediciones submarinas.

Familias Uras

Y es que originalmente aquí no había un lago, qué va. Cuando los Apus crearon el mundo, les dieron a los hombres un valle donde vivían en paz, amor y hermandad. La única condición que les pusieron fue que no subiesen a las cumbres donde moraban los Apus y el Fuego Divino, pues les estaba vedado el contacto directo. Durante siglos las enfermedades no existieron y los hombres se respetaban y adoraban a los Apus…pero todo esto le tocaba los cojones enormemente al Diablo, quien se propuso cerrar el chiringuito. Vestido de hombre sabio y guapo (podría pasar por Charly Sinewan:) se infiltró entre los hombres. Fue ganando poder e influencia hasta plantar la semilla de la duda en sus corazones: los Apus no os dejan subir para que no podáis ser tan poderosos como ellos, por eso morís de viejos. Lo único que tenéis que hacer es subir y coger el Fuego Divino (ains, me siento como un JRR Tolkien escribiendo esto, ¡viva Eru el Único, abajo Melkor!).

Sauron en Númenor...porque ser freak mola

Los estúpidos hombres armaron un ejército y orgullosamente subieron a las montañas a tocarles los bemoles a los Apus quienes, ya se sabe la mala leche que gastan las divinidades, ordenaron a cientos de pumas que saliesen de las cavernas y devorasen a los hombres. Estos gritaban pidiendo ayuda al diablo que se descojonaba viéndolos agonizar…no se salvó más que una parejita. Claro, cuando Viracocha, el dios Sol, vio lo que habían hecho a sus criaturas empezó a llorar amargamente (a buenas horas, mangas amarillas). Su llanto era rojo como la sangre y duró 40 días. Los pumas se convirtieron en piedra y se hundieron en el lago que se formó con las lágrimas divinas. Por eso Titicaca dicen que significa “Puma de Piedra” en quechua.

Seguidme, ¡conozco el camino!

Ufff, confieso que le dediqué algún tiempo a pensar en lo sospechosamente parecidos que son muchos mitos y leyendas a lo largo del planeta: 40 días de diluvio, el pecado original de la soberbia, las hecatombes de dioses y diablos, dioses que poseen el conocimiento y lo guardan celosos. Qué pena que Jiménez del Oso ya no esté para alumbrarnos un poco.

Por desgracia tan bonita visita iba a ser enturbiada por nuestro querido pirata Felipe…Cambiando un poco el tercio, ¿os acordáis del tipo que nos alquiló la moto en Lima? Pues el figura se nos apareció a las 7 de la mañana en el hotel con la policía diciendo que le queríamos robar las motos, que estábamos huyendo con ellas y que quería una indemnización…menuda forma de despertarse, ¿eh? Poniéndoos en antecedentes, al Felipe éste de motoandes le habíamos dicho por email y por msm que subiríamos a Puno con Martirio. Le dijimos por teléfono el hotel y donde estábamos para que no se preocupase y que le pagaríamos la diferencia…pero el pieza vio oportunidad de jodernos el viaje un poco más (acordaos que ya nos lo destrozó en Lima al llevarnos dos chatarras en lugar de lo pactado) e intentó acojonarnos con la policía. 


Peligro!!! Web peligrosa!!! motoandes.com


No le salió del todo bien. Cuando el policía vio que la moto no iba a ser robada, que estaba bien guardada, que el pavo sabía dónde estábamos porque se lo habíamos dicho nosotros y que tampoco nos íbamos a dejar avasallar por tamaño timador, su plan perfecto empezó a hacer aguas. Tras mucho discutir en el parking y en la comisaría, empezó la presión: esto lo tiene que decidir el juez y hasta el lunes no viene, os vais a perder Cuzco, esto puede durar varias semanas etc…mi órdago fue que como vivo en Brasil no tenía prisa y que también quería que lo viese el juez para denunciarlo por incumplimiento del acuerdo en Lima. Resumiendo, que le di los 300 soles que llevaba en la cartera (Felipe, el resto los dejé a propósito en el hotel) y cuando los tuvo en la mano empezó a maldecir a los españoles que iban al Perú a robar como ya hicieron sus antepasados…un cachondo el Felipe!!

Felipe, querido, cuando leas esto: ¿lo estás flipando, como ya te dije? Fica tranqüilo que ninguém da Espanha, da Argentina ou do Brasil que leja isto vai fazer negocio com um pirata como você.


Firmado, tres clientes insatisfechos

14 feb. 2013

Arequipa la Blanca y sus monjitas de clausura

La etapa desde Nazca fue rarísima. Anduve 400 kilómetros por la carretera junto a los pilotos del Dakar que iban de enlace hacia Arequipa. Los que seáis más forofos de los rallys puede que ya lo supieseis pero a mí que soy un simple aficionado me dejó a cuadros esta costumbre, os cuento. Después de darse la pechá de 250 ó 300 km de desierto hasta la meta, llamados la “etapa especial”, estos fieras se tienen que tragar otros 400 kilómetros de carretera normal hasta la siguiente ciudad, los llamados “de enlace”.

Ahh, el Pacífico




A lo largo del recorrido se cruzaban con la Panamericana y los seguidores

Irónicamente es en estos tramos de enlace donde ocurren la mayoría de los accidentes. Mezclar carreteras malas con camiones, pilotos cansados, seguidores con banderas, policías y domingueros de tupperware y cerveza no parece una buena idea. A las pruebas me remito: este año murieron un piloto de moto y 2 espectadores durante estos “enlaces”.

La primera vez que me meto en el Pacífico, con botas y a lo loco
Lo de los seguidores en la carretera fue lo más gracioso. Todo el mundo va por la misma pista, seas piloto o no, y la mayoría de la peña está allí por el cachondeo, la fiesta y para poder contarlo luego. Eso significa que me confundían con un piloto de moto (las botas blancas de cross y la chaqueta confieso que despistaban), que me animaban a gritos y que cuando me paraba venían a hacerse fotos y a pedirme autógrafos…esto me creó un dilema: ¿le chafo la ilusión a ese crío de que un apuesto piloto del Dakar le firme su carpeta? ¿Le rompo el corazón a esa guapa moza que le pide una foto y un beso a un héroe del desierto o simplemente cedo a su deseo en aras de mi bondadoso corazón filantrópico? La respuesta está clara.

No soy nadie sin mis fans! el de la derecha aun está tirándose fotos :)
También hay que reconocer que este tramo de la Panamericana fue el más impresionante. A un lado el Pacífico, violento, con cortados de cientos de metros de caída. Al otro los Andes, majestuosos, recordándonos quién manda aquí.


Otro piloto y otro camión


La carretera es asesina y mide la peligrosidad de sus curvas por el número de crucecitas que hay en ella. La peor fue la que me encuentré a la salida de un túnel de 90 grados a la izquierda y con un barranco vertical a la derecha…había por lo menos 20 cruces.



El paisaje es desértico la mayoría del tiempo, con la sempiterna arena metiéndose en los ojos y el viento sin parar de soplar. Todo cambia de repente al llegar la Panamericana a breves oasis verdes, como el de Ocoña o el impresionantísimo del río Camaná. Este último no me lo esperaba ni de coña. Al girar una curva en subida y tras muchos kilómetros secos aparece un vergel enorme allá abajo, atravesado por un río blanco y todo esto siendo adelantado constantemente por pilotos con tanta prisa por llegar al vivac que ni paraban a disfrutar de la hermosura del momento. Da igual, yo hice la foto por ellos.

El río Camaná desaguando los Andes
Los pobreticos iban con tanta prisa...
Antes os dije que la carretera es asesina y es que apenas unos pequeños postes protegen de la caída en las curvas, que son cientos. Los acababan de arreglar, imagino que por el Dakar. Se notaba por la pintura fresca y las obras sin acabar aunque eso no puede evitar que valga la pena recorrerla. Jalonándola hay un montón de yacimientos arqueológicos que se pueden visitar si se tiene tiempo. Para los que hayan leído a Ted Simon y sus Viajes de Júpiter, es a lo largo de este trecho en donde Ted paró unos días en alguna playa virgen (las hay a puñados) sin nada más que el azote del viento y las enormes montañas pobladas por cóndores. La idea no fue suya porque se veían algunas tiendas de campañas aisladas por estas playas. Imagino que dormir aquí con ese cielo como techo y el Pacífico por hilo musical debe ser una buena experiencia. Me prometí volver aquí y comprobarlo.


Mucho viento y arena...

El road book, la biblia de cada piloto que les marca el camino


El campamento estaba a bastantes kilómetros de Arequipa y como al día siguiente continuaría hacia Antofagasta en Chile, eso significaba que nuestros caminos se separaban ya que queríamos subir al lago Titicaca y Cuzco. A esa altura del viaje yo ya estaba muy hecho polvo de tanta Martirio, así que decidimos dedicarle un día entero a Arequipa y conocer el centro histórico: una feliz idea, afirmo.

La segunda noche Camila le echó más cara que espalda y se coló usando la táctica de la defensa de Chewbacca...aunque eso no tiene sentido

Y esto es la reunión de briefing que cada noche se hace. Todos los pilotos reciben las últimas instrucciones. Esta foto casi me cuesta que me echen del campamento ya que es un momento algo confidencial. Lo que sea por mis lectores!!

Arequipa la Blanca es otra joya histórica. Fue fundada a la falda del volcán El Misti en una zona tan sísmica que ni los incas quisieron construir nada, con buen criterio, ya que ha sido devastada innúmeras veces por los terremotos. Su plaza de armas y el centro histórico quitan el hipo. Los arequipeños se consideran intelectuales, cultos, de buen comer y mejor beber. Están orgullosos de su pisco, su ciudad y su Don Mario Vargas Llosa. Son docenas los museos únicos que se pueden visitar ya que los volcanes que la rodean fueron lugares sagrados para los pueblos precolombinos y los restos y momias que se han encontrado alimentan nuestro saber e imaginación enormemente.


Agente, deténgame. He sido muuuy malo

Nos fascinó especialmente el Monasterio de Santa Catalina, al lado de la catedral y una ciudad en sí mismo. Fundado en 1579 por una rica viuda española de 30 años cansada del mundanal ruido aunque no tanto de las mundanales comodidades. Pese a ser de clausura, las monjas con posibles como Doña María de Guzmán entregaban una generosa dote de mil pesos de plata y podían disponer de sirvientas y esclavas. Las construcciones eran a imagen de la Andalucía natal de doña María y las calles se llamaban Toledo, Granada, Sevilla etc. Había plazas y fuentes andalusíes donde las monjas charlaban y bordaban.



Había casas con varias dependencias donde vivían las más ricas con sus sirvientes y algunas niñas de buena familia, estudiantes virtuosas que aprendían las labores “propias del sexo” hasta los 16 años en que abandonaban el convento para casarse…menudos tiempos aquellos.

La cama estaba siempre bajo un arco de cruz para evitar desplomes por los sismos


Velatorio original del convento. Una hermana dibujaba el retrato de la priora cuando fallecía. El retrato debía ser realista, estremecedor.
Las monjas sin dote eran las siervas, las que tenían que trabajar. Lo del “ora et labora” no iba mucho con las monjas-bien de velo negro que tenían todo el tiempo del mundo para no hacer nada…y ya se sabe lo que hace el diablo con las cabezas ociosas. Conciertos privados, fiestas exclusivas en las mejores casas, vajillas de lujo. Una realidad que describió la genial Flora Tristán en el periplo peruano que dio lugar a la magistral “Memorias de una Paria”. Flora vivió un tiempo en el convento y retrató esta vida disoluta y clasista. El libro fue un terrible escándalo en su época, tanto que llegó al Vaticano, quien tomó la medida de acabar con la práctica de las casas privadas en 1879 y entregó el control a la orden Dominica, especialistas en acabar con cualquier alegría que no sea la más circunspecta virtud.

Estudiantes aplicados tomando notas en la vistia guiada
Esta ilustrada feminista, Doña Flora, escribió en 1840 la siguiente frase en su libro Paseos en Londres: "La esclavitud no es a mis ojos el más grande de los infortunios humanos desde que conozco el proletariado inglés". Permitidme que me quite el casco, digo el sombrero.

Doña Flora

10 feb. 2013

Un aperitivo de la Ruta de las Misiones Jesuitas Brasileñas

Como algunos estábais preocupados con el piñazo que me he dado (nada que un buen mecánico no consiga reparar) os dejo el vídeo de la llegada a la región de las misiones en Brasil: llegando a São Miguel.


5 feb. 2013

Florianópolis, una Ibiza brasileña

Estoy preparando la ruta de Carnaval. La idea es subir desde Porto Alegre, al sur de Brasil, hasta Bonito en Mato Grosso do Sul, atravesando el Paraguay ya que es lo que se me quedó en el tintero el año pasado cuando inocentemente empecé esta locura de la REO en Sudamérica.

Como soy un simpre currela y mis vacaciones son muy finitas, para ir adelantando camino este finde me di la pechá de bajar con Susana hasta Porto Alegre. De camino paré en Florianópolis, la capital de Santa Catarina y a mi juicio la capi más hermosa de este país junto a Río. En Floripa me encontré con la peña del grupo F800GS Brasil en la playa más pija de la isla: Jurerê Internacional.



El pampaneo, Taikô se llama el garito

Como uno no es de carne, terminé babeando con el pampaneo que hay este lugar tan exclusivo: millonarios en yates, pseudo-millonarios que cubren sus carencias naúticas invitando a champán a una cohorte de macizas, azafatas de congresos del brazo de su...representante, niñas bien con cuerpos mejores todavía, en fin, una caterva de egos buscando su propio brillo digna de admirar. Judgad vosotros mismos!

Para pasar desapercibido ni me quité la ropa de cordura en todo el tiempo...con un par, algo deshidratado pero con un par. Tras unas horas de espectáculo me fui a buscar una posada donde dormir en la Lagoa da Conceição, lugar hermosérrimo de sand-boarding, tiendas de campaña y mucho ecologista trasnochado como yo. En fin, que al final dormí como un bendito y conseguí dejar la moto al día siguiente en casa de un amigo, al lado del aeropuerto. Este viernes volveré a recogerla y a empezar la ruta.
Ahh, no os creáis que me estoy escaqueando de la ruta del Dakar. Esta semana os prometo que publico el siguiente post.
Anda, dejadme algún comentario si os mola que sepa que no le estoy hablando a los molinos de viento!
Gracias

25 ene. 2013

El Abu Blanco sobrevuela las líneas de Nazca

Confieso que me costó renunciar a mi viaje de lobo solitario cuando hablé con Alejandro y le ofrecí que se viniese a Perú, aunque como alma gemela que es, me dije que no debería de ser tan difícil. Confieso que cuando apareció con Camila sin yo saberlo, la idea de ser tres en lugar de dos me rechinó un poco bastante pero ya que el Guionista lo había dispuesto así, ya era tarde para echarme atrás…bendita decisión.


Os confieso también que este viaje ha sido extrañamente equilibrado. Por culpa del pirata Felipe de motoandes.com y su putadón con las motos, tuvimos que alquilar un coche y turnarnos con la moto.  Como yo era más madrugador que Alejandro y Camila, normalmente salía de ruta tempranito y ellos me iban pillando a lo largo del viaje, por lo general ya llegando al destino. Esto significó que las horas de moto sí eran de lobo solitario, parando donde quería, disfrutando de los paisanos que encontraba, del lenguaje del mar y del ruido de los camiones a voluntad…y al mismo tiempo sabiendo que cuando llegase al hotelucho de turno, tendría alguien con quien compartir los avatares de la jornada y tomar mi premio helado en forma de cervezas.

A quién no le apetece parar a echar una foto en un sitio así?


Camila resultó ser una excelente compañera de viaje. Inteligente, gran piloto, sexy, aventurera y con mucho dolor en su corazón que cura a base de besos, sonrisas y espiritualidad vitalista. Cuidó solita de su madre durante años hasta que finalmente se fue, dejándola sola y con un sinfín de problemas familiares. Trabaja como productora de cine, es una ciudadana del Mundo y extremadamente lista. Habla un excelente inglés que aprendió en menos de un año viviendo en Londres y se defendía en portugués. ¡Una perla, que diría mi abuela!. 


Camila, la princesa de este viaje

El Dakar tuvo 2 etapas en Pisco y como la ciudad no ofrecía mucho, aprovechamos la 2ª para adelantarnos a la siguiente meta y visitar un lugar con el que sueño desde crío: Nazca. Una consecuencia de tener un padre adicto al Círculo de Lectores y con un pasado algo esotérico (aunque lo niegue hasta la muerte), es que en tu habitación infantil te encuentras un montón de libros olvidados de los 70 hablando de OVNIS, la Atlántida, eslabones perdidos, Quintos Evangelios (Dan Brown no hizo sino refreir un montón de libros setenteros con la teoría del Santo Grial) y antiguas civilizaciones fundadas por extraños semidioses del espacio. Estos libros siempre fueron mejor opción de lectura que la lista de los Reyes Godos o los verbos irregulares ingleses, así que entre tocamiento y tocamiento me bebí esta literatura allá por los 14 años…y Nazca siempre fue la princesa de mis anhelos ufológicos.


El Colibrí


 La llegada a Nazca es triunfal. Se baja de un pequeño puerto que se abre al desierto y desde donde ya se adivina que aquellas manchas en la tierra no son naturales. La organización del Dakar protegió toda la zona para que ni los pilotos ni el convoy entrasen en la zona sagrada donde están las líneas. ¿Y de qué carajo está hablando este hombre? – preguntaréis algunos. Pues de las Archimisteriosas Líneas de Nazca: figuras gigantescas construidas por los indígenas hace miles de años que representan complejas formas y que no son visibles desde el suelo, apenas desde el cielo. Dibujaron con sus simples medios enormes aves, colibríes, monos, garzas, misteriosos hombres con mono y escafandra (tiro-tiro-tiro-tiro)…joder, el paraíso de un buscador de misterios afisionao como yo!!!


Hombres con escafandra que saludan al cielo? Cabezones simplemente? tito-tatí-tatí


 Para poder disfrutarlas hay que coger una avioneta chiquitilla que por 70 dólares las sobrevolará, las comentará y, si no sois listos y os dedicáis a girar la cabeza de un lado a otro, os dará un mareo del carajo del que tardaréis una hora en recuperaros. Fue en plena curación biodramínica que conocimos a Pachaco Félix, un chamán quechua que vive en la carretera del aeropuerto, en medio del parque nacional. Félix es un místico que se casó con una belga, tuvo varios hijos y montó un museo/templo con las momias, cerámica y trilobites que encuentra en las inmediaciones. Esta tierra, nos contó, es un chacra del planeta y como lugar de poder que es ha sido poblado por muchos de pueblos que hicieron infinidad de ofrendas a la Pachamama. Es cierto que abundan las momias y los sacrificios por el gigantesco parque natural y Félix consagró su vida a honrar a sus antepasados y traer equilibrio al mundo actual…esto le costó divorcio y ser tratado por la mayoría como un loco de circo.



Con la chavalada momentos antes al colocón


 Su museo/templo es espectacular y se ve desde la carretera del aeropuerto. Nos contó que tiene permiso del ministerio para exponer los cientos de piezas que allí hay. Las tenía etiquetadas todas aunque la iluminación y el hábitat me temo que no son los mejores. Lo que sí es cierto es que el ambiente invitaba al recogimiento y a la espiritualidad. Félix nos hizo una limpieza de malas energías. El ritual consistió en….espera, si os lo cuento tendría que mataros. Mejor id a Nazca y preguntarle a Félix J.

La momia de arriba era de un criminal. Le cosieron ojos y boca para que no hiciese cosas malas en el otro lado



Félix en pleno ritual con Alejandro


 Supongo que la eficacia del ritual depende mucho de tu nivel de creencia en él, así que en mi caso los efectos fueron moderadamente positivos aunque reconozco que a la parejita les gustó tanto que por la noche quedaron con él para ir a una Huaca secreta a realizar otro ritual. Yo preferí dormir temprano para otro duro día de carretera.


Para diferenciarse, la nobleza inca deformaba los cráneos de sus bebés con tablillas y compresas. El resultado es tan horrible como efectivo


Mucho desasosiego me dio la de esta pobre criaturica. En fin, Maestra Vida


Félix nos dio nombres quechuas a todos. El mío fue Abu Blanco, la gran montaña blanca que domina Nazca (el porqué es secreto). Fue emocionante escuchar su interpretación de las líneas. Nada de extraterrestres en trajes espaciales, son simplemente un recordatorio, un legado de nuestros abuelos de nuestro sitio en el mundo, como el colibrí  que representa la fertilidad.


La entrada al museo. Vale muuuuucho la pena visitarlo


En otra era, toda la cordillera estaba bajo el mar. Nazca es una zona rica en fósiles marinos!


 El próximo post será más Dakariano. Os contaré la paliza que se dieron los pilotos y equipos en una etapa “especial” un tanto atípica y cómo la bella Camila se coló en el campamento. Venga, si os ha gustado dadle al "me gusta" o compartidlo. Gracias!!

Ángel Montoya
http://historiaymotos.blogspot.com.br/
https://www.facebook.com/HistoriayMotos

Se ha producido un error en este gadget.

Historia y motos en imágenes

Loading...

Desastre de cajón (nube tags)

.

Total clics

 
Copyright © 2013. Peregrinos al Rally Dakar . All Rights Reserved
Company Info | Contact us | Privacy policy | Term of use | Widget | Advertise with Us | Site map
Plantilla creada por www.mundoenmoto.com